USAPEEC.png

Etapa02

EMPAQUE

  • Empaque Primario: Es el recipiente destinado a contener un producto y que entra en contacto con el mismo.

  • Empaque Secundario: Es el recipiente encargado de contener el empaque primario.

  • Embalaje: Son todos los materiales, procedimientos y métodos que sirven para acondicionar, presentar, manipular, almacenar, conservar y transportar una mercancía.

Huevo para Plato.

Los huevos deben cumplir con la normatividad, legislación y reglamentos aplicables para su comercialización y exportación/importación en los cuales se definen los criterios de calidad, peso, frescura, envasado y etiquetado.

Una vez que el huevo ha sido seleccionado y clasificado, se empaca. Los embalajes de los huevos deben ser nuevos, resistentes a golpes, estar secos, limpios y en buen estado. Normalmente están fabricados con materiales que protegen a los huevos de olores extraños y de posibles alteraciones de la calidad (pulpa moldeada, cartón o polietileno).

Un huevo debe venderse al consumidor en los 21 días posteriores a la fecha de puesta, aunque se puede consumir hasta la fecha de consumo preferente indicada en el empaque o envase, que es 28 días desde el día de la puesta.

a) Para venta a granel o mayoreo.

Los huevos que se destinarán a la venta a granel o mayoreo se colocan en conos, cajas o charolas en las que se puedan sujetar sin moverse ya sean de polietileno, cartón o pulpa moldeada, normalmente vienen contenidos en empaques de 24 o 30 piezas según lo maneje el proveedor, y estas a su vez se empacan o se contienen en cajas de cartón que las protege de cualquier golpe. Las cajas se sellan, se sujetan con cinta adhesiva y se les adhiere la etiqueta por fuera con la información que las identifique plenamente. La resistencia de las cajas debe ser capaz de soportar la altura del apilamiento sin que estas se deformen.

b) Para venta al consumidor final o menudeo.

Los huevos que se destinarán a la venta al consumidor final o menudeo se colocan en conos, cajas o charolas en las que se puedan sujetar los huevos sin moverse ya sean de plástico o cartón, normalmente vienen contenidos en empaques de 6, 12 o 18 piezas según lo maneje el proveedor, y éstas a su vez se empacan o se contienen en cajas de cartón que las protege de cualquier golpe.

Productos de Huevo. 

  • Los ovoproductos, se deben envasar en recipientes elaborados con materiales inocuos y resistentes a distintas etapas del proceso, de tal manera que no reaccionen con el producto o alteren sus características físicas, químicas, sensoriales y microbiológicas.

  • Para su embalaje se debe usar material nuevo, resistente que ofrezca la protección adecuada a los envases para impedir su deterioro exterior, a la vez que faciliten su manipulación, almacenamiento y distribución.

  • Los productos de huevo deben ser transportados y almacenados en óptimas condiciones para su debida conservación e inocuidad en toda la cadena logística, desde su origen y hasta su destino final, por dicha razón la presentación física, acomodo, empaque, embalaje y los materiales que se utilizan para dicho efecto, son de suma importancia para no tener inconveniente alguno al momento de ingresar a México.

  • Los huevos o sus productos deben ser transportados a la temperatura adecuada según el tipo de mercancía y su presentación (seca, fresca-refrigerada o congelada) por esta razón es esencial contar con un embalaje compacto, de calidad, y que conserve su máxima resistencia en condiciones de humedad.

  • Usualmente el embalaje de cartón es lo más usado para este tipo de mercancías, tomando en cuenta que es 100% reciclable.

  • La alta resistencia a la humedad hace que el cartón compacto sea apto para el almacenamiento y transporte de mercancías en espacios refrigerados o congelados.

  • La producción y comercialización de derivados del huevo ha progresado en los últimos años, debido a la evolución de la industria alimentaria y a la restauración colectiva que, cada vez más, demandan materias primas e ingredientes adaptados a sus necesidades.

  • La fabricación, comercialización y uso de los ovoproductos sigue regulaciones comunitarias sobre higiene alimentaria, calidad del producto, etiquetado y destinos.

  • Una vez abierto el envase deben usarse inmediatamente y nunca dejarlos a temperatura ambiente.

a) Para venta a granel o mayoreo.

Los productos de huevo que se destinarán a la venta a granel o mayoreo, (huevo en polvo o deshidratado) se colocan en bolsas de plástico contenidas en cajas de cartón o en sacos que los protegen de golpes, movimiento o desbordamiento. Las cajas de cartón se sellan, se sujetan con cinta adhesiva y se les adhiere la etiqueta por fuera con la información que las identifique plenamente. La resistencia de las cajas debe ser capaz de soportar la altura del apilamiento sin que estas se deformen. Por su parte los sacos se cierran y se les adhiere la etiqueta por fuera con la información que las identifique plenamente. Los productos estabilizados (deshidratados, en polvo) pueden mantenerse a temperatura ambiente.

b) Para venta al consumidor final o menudeo.

Los productos de huevo que se destinarán a la venta al consumidor final o menudeo, (huevo en polvo o deshidratado) se colocan en bolsas o botes de plástico de grado alimenticio contenidos en cajas de cartón que los protegen de golpes, movimiento o desbordamiento. Los productos estabilizados (deshidratados o en polvo) pueden mantenerse a temperatura ambiente.

c) Para venta a granel o mayoreo. 

Los productos de huevo que se destinarán a la venta a granel o mayoreo, (huevo liquido congelado) se colocan en bolsas de plástico contenidas en cajas de cartón o en botes de plástico de aproximadamente 14 kilos que los protegen de golpes, movimiento o desbordamiento. Las cajas de cartón se sellan, se sujetan con cinta adhesiva y se les adhiere la etiqueta por fuera con la información que las identifique plenamente. La resistencia de las cajas debe ser capaz de soportar la altura del apilamiento sin que estas se deformen. Por su parte los botes de plástico se cierran y se les adhiere la etiqueta por fuera con la información que los identifique plenamente. El almacenamiento de este producto debe permanecer entre 0 y 4 °C.

d) Para venta al consumidor final o menudeo. 

Los productos de huevo que se destinarán a la venta al consumidor final o menudeo, (productos de huevo procesado, ejemplo: omelet) se colocan en bolsas de plástico contenidas en cajas que los protegen de golpes, movimiento o desbordamiento.

Se debe tomar en cuenta que para todos los productos de huevo, huevo para plato, destinados al consumidor fina, las cajas de cartón se sellan, se sujetan con cinta adhesiva y se les adhiere la etiqueta por fuera con la información que las identifique plenamente de conformidad con la NOM-051-SCFI/SSA1-2010. La resistencia de las cajas debe ser capaz de soportar la altura del apilamiento sin que estas se deformen.

 

Huevo Fértil. 

El huevo fértil que se exporta y destina a una planta incubadora en México normalmente se coloca en conos o charolas de cartón que los protegen de golpes o movimiento, estas charolas de cartón se colocan en bases de plástico y las bases se apilan una sobre otra, deben tener la resistencia suficiente para soportar la altura del apilamiento sin que se deformen. Después estas bases apiladas normalmente se introducen dentro de una caja de cartón y las cajas de cartón son cerradas y emplayadas o protegidas con varias capas de plástico alrededor para evitar el movimiento entre cajas. Los embalajes de los huevos deben ser nuevos, estar secos, limpios y en buen estado.

Es importante mantener las mismas condiciones ambientales/temperatura entre el camión y el almacén de huevos de la granja para conservar el potencial de nacimiento.

Se deben evitar los golpes entre carros/torre de charolas de huevos, sacudidas fuertes y movimientos bruscos, los camiones deben de disponer de un buen sistema de suspensión y fijar bien los carros/torre de charolas. Los accesos a las granjas e incubadoras deben de estar en el mejor estado posible.

Es elemental usar registradores de temperatura durante el transporte para revisar las fluctuaciones de temperatura durante el mismo, así mismo, es recomendable medir la temperatura externa e interna de varios huevos de diferentes ubicaciones para constatar las temperaturas.

La limpieza y desinfección de todos los elementos involucrados en el trasporte de huevos es de vital importancia para evitar la propagación de patógenos.

Si la temperatura del camión es mayor que la del almacén de la granja existe el riesgo de “sudado” del huevo (condensación que se forma cuando la superficie más fría del huevo está expuesta al aire más caliente y/o húmedo).

Cuando la temperatura es la misma entre ambas partes, el mismo “sudado” puede ocurrir durante la carga o descarga si el ambiente es excesivamente húmedo, en tal caso lo más indicado es aumentar la temperatura del almacén de los 18-20º C recomendados a 23º C, o bien precalentarlos hasta esta misma temperatura de 23º C cuatro horas antes de que se vayan a trasladar los huevos